Todo el mundo aprecia los beneficios de un entorno bonito y confortable para vivir; las millonarias industrias de decoración de interiores dan fe de ello. Sin embargo, el Feng Shui tiene el enfoque de tu entorno no solo te afecta en el bienestar material, sino que también afecta a tu salud física y mental, a tus relaciones y en definitiva a tu éxito en la vida.

El Feng Shui (literalmente viento y agua) examina cómo el posicionamiento de cosas y objetos afecta al flujo de energía en tu entorno, y cómo estos objetos interactuan e influyen en tu flujo personal de energía. Tu flujo personal de energía afecta a cómo piensas y actúas, y por lo tanto, en lo bien que rindes en tu vida personal y profesional. El Feng Shui te afecta en todo momento, seas consciente de ello o no.

Según empieces a descubrir más cosas sobre el Feng Shui, te darás cuenta de que necesitas tener la mente abierta y deberás utilizar los métodos que son más cómodos según tus circunstancias personales.

Desmitificando el Feng Shui

Si ya has leído un poco sobre el Feng Shui, debes estar un poco confundido por los consejos aparentemente contradictorios con los que seguro que te has encontrado. La gente que no está familiarizada con este método puede tener algunos conceptos erróneos y dificultad para asimilar otros.

El Feng Shui no es:

  • Un método asiático de interiorismo con el que hacerse rico rápidamente que garantiza resultados imposibles reordenando tus muebles místicamente.
  • Una superstición, creencia mágica o una moda hipster que te desconecta de la realidad o de la vida diaria.
  • Un simple cambio de imagen de tu casa y tu jardín.
  • Un rápido cambio que puede llevarse a cabo en una tarde.
  • Un lujo al que solo los más ricos y famosos pueden acceder.

feng shui superstición

Ahora te estarás preguntando. ¿Entonces qué narices es el Feng Shui?

Sin rascar más que la superficie, el Feng Shui es simplemente la interacción de los humanos y su entorno. Dando un paso más, el Feng Shui activa tu capacidad para tener influencia sobre esas energías que interactuan entre sí y alcanzar ciertas mejoras en tu vida. Esta influencia se alcanza mediante el posicionamiento o diseño en armonía de lo que te rodea, utilizando los principios del flujo natural de la energía. En consecuencia, tu (y tu vida) puedes alcanzar la armonía con lo que te rodea. El Feng Shui es práctico y mundano, te ayudará en los lugares que vivas y trabajes.

El Feng Shui a menudo es conocido como el arte del posicionamiento. Dónde y cómo colocas tus muebles, posesiones y a ti mismo en tu entorno determinará tu experiencia de vida en todos sus niveles. El Feng Shui ofrece un forma única de mirar en tu interior y a lo que te rodea, consigue un balance sublime, un confort y armonía en tu entorno de tal forma que es difícil conseguir con otros métodos.

El Feng Shui es el estudio de las relaciones entre el entorno y la vida humana. Descubierto por los Chinos, el Feng Shui se ha practicado durante cientos de años para diseñar entornos que amplifiquen las condiciones para triunfar en la vida.

Interesantes fragmentos sobre la confirmación histórica del uso ancestral del Feng Shui están empezando a emerger. Por ejemplo, recientes estudios científicos indican que hace 28.000 años los Neandertales (localizados en lo que ahora es Croacia) elegian en qué caverna vivir basándose en tres criterios:

  • Las cavernas estaban situadas en terreno elevado.
  • El interior de de la cueva se veía fácilmente desde la entrada.
  • Las fuentes de agua eran fácilmente accesibles.

Estos descubrimientos muestran cómo incluso los “primos” de nuestros ancestros eran conscientes de forma natural de los efectos del posicionamiento en su entorno.

Curiosamente, estos tres criterios están en armonía con los principios básicos del Feng Shui, que ha evolucionado y se ha vuelto mucho más sofisitcado segun evolucionava la humanidad. Así, el Feng Shui es tan relevante y beneficioso para la humanidad hoy, como lo fue hace 28.000 años.

¿Feng qué? El significado del término Feng Shui

El Feng Shui es un término compuesto por dos palabras Chinas: feng (viento) y shui (agua). El viento y el agua son dos de los elementos naturales que fluyen y circulan por toda la tierra. También son los elementos más básicos necesarios para la supervivencia de la humanidad. El viento (o aire) es el aliento de la vida; sin él, moriríamos en cuestión de instantes. El agua es el líquido de la vida, sin él, moriríamos en cuestión de días.

La combinación del viento y del agua determina el clima, que históricamente, ha determinado nuestro abastecimiento de comida y por tanto afecta a nuestro estilo de vida, salud, energía y estado de ánimo. Estos dos fundamentales elementos siempre han tenido una profunda, y aún así sutil, influencia en la vida y sociedades humanas.

La esencia de estos elementos que permiten la vida es el chi, o fuerza vita. El agua y viento son catalizadores directos del chi. Su calidad de fluido refleja su naturaleza más esencial. Todos los organismos vivos están compuestos en su mayoría por estos dos elementos.

Así que el Feng Shui es el arte de diseñar espacios en armonía con el flujo del chi a través de nuestro entorno, este flujo nos ayudará y mejorará nuestro propio chi, o energía vital.

feng shui viento y agua

El Feng Shui está arraigado a una visión holística del mundo. Entiende todas las cosas y criaturas como parte de un orden natural, un enorme entorno que fluye y tiene vida propia, que incluso se mueve y cambia. Cada elemento de este orden natural está igualmente vivo y tiene su propia energía. Así que todo (plantas, animales, humanos y objetos inertes) existe en una visión de conjunto que fluye con energía vital.

La misma energía que fluye a través del mundo, también fluye a través de ti. De hecho, según esta visión, tu esencia, la parte que te mantiene vivo y te identifica como individuo, es esta energía. Tu cuerpo es simplemente el vehículo mediante el cual fluye esta energía.

El Feng Shui divide esta visión de conjunto global que es el universo en unidades más manejables (como los seres humanos y sus hogares) ya que no podemos tener control del Feng Shui del mundo entero. Con el Feng Shui serás capaz de diseñar tu entorno personal de acuerdo a los principios universales del flujo de energía, los mismos por los cuales los planetas giran en su órbita y las galaxias se mueven en el vasto universo.

Referencias: WOFS

Publicidad

Artículos Relacionados